19 abr. 2012

MAISON K - Luxembourg


Tenía la sensación de que estábamos colándonos en la casa de la abuela,
mientras ella estaba fuera.
Quizá porque las ausencias presentes no estaban demasiado desdibujadas,
ni el lugar era impersonal.






Y estos objetos....
¿estaban así la última vez que los dueños abandonaron la casa?
Definitivamente, a mí no me gusta tocar nada.
Y menos aún aquí.
Todo el lugar me inspira un profundo respeto.





La bicicleta del desván.








Uno de los lugares más 'intactos' que he visitado.
Flotando en el tiempo, cada cosa está en su sitio.
Las telarañas, el polvo, el olor a humedad y el crujido de la madera.

Nos tenemos que ir.
Nano, Chenko, Adolfo y Nacho llevan una eternidad esperando en el parking.


1 comentario:

  1. Me ha encantado esta serie de fotografias. Por supuesto tambien la casa que nos enseñais. Me produce sana envidia. Me encantan estos lugares.Con tu permiso, me quedo por aqui. Saludos.

    ResponderEliminar